Serveis Medi Ambient S.A. (SMATSA) lamenta la decisión del Ayuntamiento de Sabadell de deducir 2,2 millones de euros de las facturas pendientes de pago

  • La empresa centrará ahora sus esfuerzos en la investigación de soluciones porque la decisión municipal no afecte a la plantilla ni al servicio.
  • En el día de ayer, el Ayuntamiento de Sabadell notificó a SMATSA, por medio de un decreto aprobado por el regidor delegado de Tesorería, la decisión de compensar a través de las facturas pendientes de pago, antes de la resolución judicial sobre el asunto, el importe de las liquidaciones de los años 2014 y 2016, que asciende a un total de 2.301.289,64 euros.

La controversia alrededor de las liquidaciones

Creemos importando posar de relevo que las liquidaciones aprobadas por el Ayuntamiento se refieren a servicios que se han prestado de forma efectiva, a pesar de no estar incluidos en el contrato subscrito en 2012. La empresa sostiene que estos servicios fueron realizados a petición y con la previa aprobación de los “servicios técnicos municipales”. Además, mensualmente fueron verificados y fiscalizados dentro del procedimiento de control que exige el sistema de certificación, el cual obliga a detallar cada uno de los servicios prestados.

Esto evidencia que las liquidaciones aprobadas por el Ayuntamiento atentan contra la doctrina de los actos propios, reconocida por la jurisprudencia de forma reiterada, y suponen un evidente enriquecimiento injusto por parte del Consistorio, en la medida que los servicios prestados en ningún caso supusieron una modificación al alza del importe del contrato, sino únicamente la sustitución de unos servicios por otros, que los mismos técnicos municipales consideraron más necesarios para la ciudad. Obviamente, SMATSA no ganó nada con estos cambios.

Además, se da la paradoja que la reclamación planteada por el Ayuntamiento vulnera claramente aquello que establecen los pliegos, que constituyen el marco normativo del contrato, puesto que en su cláusula 15.2 se limita la aprobación de liquidaciones a dos únicos supuestos: la revisión de precios de acuerdo con la evolución del IPC y las modificaciones en el servicio que resulten favorables para el concesionario.

Las decisiones judiciales adoptadas hasta ahora en relación a las liquidaciones

Hasta la fecha, ningún juez se ha pronunciado sobre el fondo del asunto. El único que se ha producido es la denegación de las medidas cautelares solicitadas por SMATSA, porque la empresa temía que desde el Ayuntamiento se pretendiera hacer efectivo el cobro de las liquidaciones antes de que se dictara una resolución judicial definitiva, como finalmente ha acontecido.

Y esta petición de la empresa de medidas cautelares se justificaba, no solo por la elevadísima cuantía del importe reclamado —que, añadiendo la liquidación del 2015 a las dos ya compensadas, asciende a 3.652.323,77 euros—, sino también por el enorme perjuicio que supone para SMATSA el hecho que el mismo Ayuntamiento de Sabadell haya solicitado la paralización del procedimiento judicial hasta que se resuelva la querella que la empresa interpuso por un presunto delito de prevaricación derivado de las actuaciones municipales contra la concesionaria. Por lo tanto, el procedimiento judicial que se sigue en la jurisdicción contencioso-administrativa queda paralizado, atrasándose en el tiempo la decisión judicial sobre la legitimidad de las liquidaciones aprobadas.

Todo y habiendo sido denegadas las medidas cautelares, y más encara sabiendo que se solicitaría al juzgado la paralización del procedimiento, desde el Ayuntamiento se hubiera podido suspender la ejecución del acto administrativo atendiendo a la necesaria salvaguardia del interés público.

Nos encontramos pues ante una situación que consideramos injusta, por lo cual confiamos que la resolución judicial que en su momento recaiga nos dará la razón, rectificando todas las decisiones que haya tomado el Ayuntamiento de Sabadell.

El escenario derivado de la compensación directa realizada por el Ayuntamiento

A lo largo de los últimos días, SMATSA ha ofrecido la alternativa de hacer efectivo el cobro de las liquidaciones compensándolo de la deuda que el Ayuntamiento tiene con la empresa por la compra de la nueva flota de vehículos, adquirida en 2014. Con esta solución, jurídicamente válida, se habría evitado cualquier afectación, directa o indirecta, tanto a los trabajadores como al servicio, puesto que se hubieran trasladado las consecuencias efectivas de la compensación a un marco temporal muy próximo a la resolución judicial definitiva.

Tenemos que partir de la base que, en aplicación de la compensación directa decretada por el Ayuntamiento, la empresa ha dejado de percibir la cantidad de 1.721.707,47 euros. Ante esta situación tan extremadamente compleja, en el día de hoy la empresa ha cumplido con el pago de la nómina a sus 400 trabajadores, habiendo percibido únicamente el pago de una de las tres facturas del mes de enero, por importe de 948.456,18 euros. Esta cantidad ni siquiera equivale al importe conjunto de las nóminas y los seguros sociales de un mes, a las cuales se añaden el resto de las obligaciones mensuales de esta y cualquier otra empresa, y que en nuestro caso superan los 600.000 €.

A pesar de que el que se ha expuesto demuestra la solvencia de la empresa, posamos de manifiesto las graves dificultades que puede provocar la situación si no se articulan soluciones que permitan afrontar la compensación aplicada directamente sobre la única fuente de ingresos de SMATSA, que no es otra que las facturas mensuales abonadas por el Ayuntamiento de Sabadell por la prestación de los servicios.

Llegados a este punto, SMATSA centrará todos los esfuerzos a posibilitar una solución que garantice, como hasta ahora ha sucedido, que los diferentes conflictos con el Ayuntamiento no afecten a la plantilla ni al servicio que se presta en la ciudad. El que resulta evidente es que la fórmula con la cual se ha llevado a cabo la compensación obliga a encontrar una alternativa viable con carácter de urgencia. Así lo hemos trasladado al Comité de Empresa, al cual hemos emplazado el próximo 22 de marzo con el objetivo de informarlo sobre la solución lograda.

Esperamos y deseamos que la voluntad de todas las partes no sea otra que la de facilitar, a través del diálogo y una actitud posibilita, una solución que aporte tranquilidad, seguridad y confianza en el futuro, ya no solo para nuestra plantilla, sino para el conjunto de la ciudad de Sabadell.

A %d blogueros les gusta esto: